Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle un acceso más rápido a los mismos y personalizarlos mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

x

DEPURACIÓN

La depuración de las aguas residuales consiste en la eliminación de las impurezas del agua utilizada.

En HIDRAQUA, este tratamiento lo llevamos a cabo en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR). Allí, las aguas son sometidas a un conjunto de procesos para restituir las características de calidad prevista antes de devolverlas al medio ambiente en las mejores condiciones y completar así el ciclo del agua.
Este proceso de depuración genera la aparición de un subproducto principal, el lodo, que se produce en cantidades y calidades variables en función del caudal, de las características del agua tratada y de la tecnología aplicada en la depuradora.

En HIDRAQUA trabajamos en la búsqueda de soluciones innovadoras para eliminar este lodo generado en el proceso de depuración con el mínimo impacto medioambiental.